Archivos Mensuales: julio 2013

Ignorado – Disparidades

En aquél entonces no podía entender cuál era la razón para que mi estómago doliera cada vez que le veía o le oía hablar cerca de mí.

En el principio; ni sabía quién era, y estoy seguro de que ella  no me determinaba. Éramos no más que minúsculas partículas de un cosmos no muy grande,  aislado el uno del otro por barreras invisibles que determinaban nuestras esencias. No sé en qué momento sucedió…exactamente… en qué instante decidió el destino  develar la venda que cubría la soledad de mi mente, y me hizo notarla. Una carcajada y el ligero gesto de agraciadas manos que escondían un rostro rubicundo, lleno por una vivaz expresión. Alegría, esa sensación que mi estúpida tragedia auto-impuesta me había negado.

Quizá, si ese día no le hubiese visto tan llena de luz en su mirada, no tendría este  vacío inexorable atravesando mi abdomen.

Desde de aquélla vez… no podía no verla. No intentar verla. El cosmos confabuló a mi favor, dejándome observarla de lejos, mientras ella, ensimismada en su mundo de colores e historias, me ignoraba por completo. Me sorprendió esa agridulce coincidencia el día que ella levantó su mirada y sus pupilas se conectaron con las mías; por no más que un segundo,  para luego volver a su mini universo. Tal vez ni me había visto en realidad,  tan  sólo había descansado sus ojos del mundo de la lectura en el que la veía absorta tan a menudo.

Había sido, sin embargo, suficiente para que el hueco de mi estómago se hiciese más fuerte, más hondo.

Para que el tiempo me hiciese comprender luego, que me dolía porque, con su sonrisa y cantarina risa, me había hecho necesitarla… mientras ella seguía sin dirigirme una sola palabra.

Llevo mucho tiempo sin escribir y me siento pésimo al respecto.Muy oxidada, pero lo que vale es el intento.

Bonita noche a los lectores fantasmas, y a los de carne y hueso, también.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,